Embajador Sandoval: En Apure se habrían cometido crímenes de lesa humanidad

De acuerdo con el Embajador de Venezuela en Honduras, Claudio Sandoval, “lo que viene ocurriendo en Apure es otro reflejo más de una política de Estado cuyo efecto colateral es siempre el mismo: la violación sistemática y deliberada los derechos humanos.”

Según estimaciones, alrededor de 5000 personas se han visto obligadas a buscar refugio en Colombia, como consecuencia de los recientes enfrentamientos entre cuerpos de seguridad de Venezuela y facciones disidentes de las FARC-EP en el estado Apure. Testigos señalan que Las Fuerzas de Acciones Especiales, mejor conocidas como FAES, habrían realizado falsos positivos, mediante asesinatos selectivos de civiles, disfrazándoles como guerrilleros neutralizados en combate. Cabe recordar que este cuerpo de exterminio del régimen de Maduro ha sido acusado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, de haber cometido diversas violaciones a los Derechos Humanos, incluyendo ejecuciones extrajudiciales. “Por estos motivos, es necesaria una investigación seria sobre los hechos denunciados, habida cuenta del prontuario de la cadena de mando del régimen en la autoría de crímenes de Lesa Humanidad”, alertó el diplomático.  

A juicio del Embajador Sandoval, los enfrentamientos armados en Apure son parte de una guerra de mafias por el control de rutas y actividades ilícitas, con el agravante del uso ilegal de la Fuerza Armada de Venezuela como poder de fuego de una de las bandas en disputa del territorio. Han fallecido soldados venezolanos a causa de un submundo criminal creado y patrocinado por el propio régimen. Maduro y su cadena de mando son responsables por el delito de traición a la patria”.

En el pasado, el dictador Nicolás Maduro ha manifestado públicamente su apoyo a jefes guerrilleros, considerándolos como “amigos de la paz que son bienvenidos en Venezuela”.

“No es un secreto para nadie que el régimen de Venezuela ha promovido la presencia de grupos terroristas provenientes de Colombia, a cuyos cabecillas no solo ofrece refugio, también brinda facilidades para que desarrollen actividades ilícitas, en connivencia con altos jerarcas de la dictadura, quienes consienten la violación de nuestra soberanía”, señaló Sandoval.

Actualmente, en diecisiete de los veintitrés estados que conforman Venezuela, operan grupos narcoterroristas, entre los cuales destacan las disidencias de las FARC-EP y el ELN. “Estas organizaciones criminales de origen colombiano utilizan parte del territorio venezolano para desarrollar actividades de narcotráfico, contrabando de minerales, extorsión, secuestro y control de pasos fronterizos, todo ello, bajo aquiescencia de Maduro y su cadena de mando, quienes son parte una corporación criminal transnacional, la cual está ayudando al régimen a sostenerse en el poder y a exportar violencia, desestabilización e inseguridad en el hemisferio”, aseguró el diplomático venezolano.

“No cabe duda que el narco-régimen representa una amenaza para la paz en Colombia y para toda la región, no solo el área de actividades económicas ilícitas sino también por inducir el incremento de refugiados venezolanos y por la perpetración continuada de crímenes de lesa humanidad”, concluyó Sandoval.

Leave a Reply